Anexo IV. Exordio protocolario para el Juramento de los nuevos cargos de la Junta de Gobierno

Regla 1.- Denominación: Con el nombre de Pontificia y Real Hermandad de San Pedro Apóstol, Santo Cristo de las Penas y María Santísima de los Dolores, se erige la asociación pública de fieles, constituida en persona jurídica pública eclesiástica en virtud de su Decreto de Erección Canónica.

La Hermandad se constituye como asociación de laicos, a la que también pueden pertenecer clérigos, así como religiosos de ambos sexos de acuerdo con la norma del c. 307.3.

La Hermandad se rige por las normas del derecho universal de la Iglesia, por las Normas Diocesanas de Hermandades y Cofradías de 8 de Diciembre de 1997, y por las que se promulgaren legítimamente en adelante, así como por estas Reglas y Reglamento de Régimen Interno.

Regla 2.- Sede: Está erigida canónicamente en la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, Parroquia de Santa María, Mayor y Matriz de Estepa (Sevilla), y tiene su domicilio social en Casa de Hermandad propia, sita en calle Castillejos, número 23 de la ciudad de Estepa (Sevilla).

Regla 3.- Fines y Caracteres: Tiene por objeto primordial y específico promover el culto público a los misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor, al Santísimo Sacramento de la Eucaristía, a la Santísima Virgen y a los Santos.

Conscientes de que el culto divino nace de la fe en la Palabra y debe llevarse a la vivencia de la caridad, esta Hermandad tiene así mismo, como fines propios la evangelización de sus miembros mediante la formación teológica y espiritual, y el ejercicio de la caridad cristiana.

Además también hace suyos los siguientes:

3.1.- Se fomentará el Culto a las benditas imágenes de sus Titulares, y a la santificación de sus hermanos, mediante el ejercicio de la caridad cristiana, visitándose en sus enfermedades y ayudándose en todas sus necesidades.

3.2.- Dados sus antecedentes históricos, viniendo su devoción y culto al Príncipe de los Apóstoles por haber sido en siglos anteriores de Venerables Sacerdotes, esta Hermandad prestará el mayor apoyo y colaboración a las nuevas vocaciones sacerdotales y religiosas. Así mismo y debido a la vecindad que durante bastantes años mantuvo con el Asilo de Ancianos de esta ciudad, también asistirá tanto personal como económicamente a este sector de la sociedad estepeña.

3.3.- Haciendo honor a uno de sus fines primitivos, acompañar y dar cristiana sepultura a los cofrades en la hora de su muerte, se oficiará Santa Misa en la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción por el eterno descanso del alma de los hermanos fallecidos.

Como Hermandad habrá de vivir su realidad eclesial, como todas las asociaciones de fieles, en estrecha comunión con nuestro Arzobispo, de quien recibe su misión.

Entre otros, asume los siguientes compromisos::

3.4.- Cristo como piedra angular y centro de piedad y de las motivaciones de la vida cristiana de los hermanos.

3.5.- María contemplada desde el contexto del Misterio de Cristo, como Madre del Señor y de la Iglesia, modelo también de vida cristiana y maestra espiritual.

3.6.- Vida Sacramental y litúrgica, cuya culminación se logra en la participación eucarística y vivir los misterios de Cristo.

3.7.- Acogida de la Palabra de Dios, como tarea principal de la vida de Hermandad.

3.8.- Autenticidad de nuestras expresiones religiosas.

3.9.- Conciencia de la urgente acción evangelizadora.

3.10.- Participación activa en la vida diocesana y parroquial, específicamente en los programas de pastoral, para lo que mantendrá adecuada relación con el Párroco, Arcipreste y Vicario de la Zona.

3.11.- Inquebrantable fidelidad a la persona y magisterio del Santo Padre el Papa y los Obispos, sucesores de los Apóstoles.

3.12.- Atención especial a la juventud y a los hermanos alejados de la Hermandad.

3.13.- Continuidad, dentro de la Cofradía, de la formación religiosa de nuestros Hermanos.

3.14.- Colaboración de alguna obra ejecutiva, que sea instrumento de la promoción socioeconómica, según las posibilidades de la Hermandad.

Regla 4.- Lema: Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia.

Regla 5.- Insignia: Será el Estandarte, que consiste en una bandera recogida alrededor de su asta, en el que figurará el Escudo de la Hermandad en la parte central, y en la parte baja los escudos Real y el de la ciudad de Estepa, todo ello sobre terciopelo rojo, y bordado en oro. El asta en su parte superior llevará la Cruz Pontificia, en plata.

Por su representatividad, el Estandarte figurará en lugar preferente en los actos corporativos, debiendo ser portado por el Secretario, o persona en quien éste delegue, y será asistido de cuatro varas por hermanos que le darán escolta de honor.