El pasado sábado, día 13 de enero, la Hermandad del Museo de Sevilla visitó de nuevo Estepa para compartir unas horas de convivencia con la Hermandad de San Pedro; los motivos de esta visita fueron tres, el cultural, el lúdico y el religioso, con una Eucaristía en sufragio del alma de quien recibió el título de hermano de honor de esta cofradía sevillana, D. Manuel Toro Martínez. La misma tuvo lugar a las 11 de la mañana en la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, oficiada por nuestro Director Espiritual, el Rvdo. D. Ginés González de la Bandera Romero; una cantidad importante de familiares estepeños de Manolo quisieron sumarse a la celebración, no en vano su apellido ha estado siempre ligado a nuestro pueblo, ya que su padre D. Manuel Toro Caballero, era estepeño.

Manolo, pregonero de la Semana Santa de Sevilla, de las Glorias, de la Coronación Canónica de la Dolorosa de la Hermandad de los Gitanos, fundador de Radio Vida en su edición Saeta,  ha llevado a orgullo un cariño y amor excepcionales por la ciudad de su padre toda la vida, y sobre todo a nuestra Hermandad, llegando a impartir conferencias, una en la década de los años setenta de la pasada centuria en el Casino Cultural de Estepa, y otra en mil novecientos noventa y seis, con motivo del Congreso de Hermandades bajo la advocación de María Santísima de los Dolores, que nuestra corporación tuvo el honor de organizar ese año, con la participación en la coordinación de los actos de D. Juan Luis Machuca Fernández, y oradores de prestigio como el Rvdo. D. Antonio María Calero de los Ríos y D. Antonio Moreno Andrade, así como en la Eucaristía del Cardenal Emérito de Sevilla, Fray Carlos Amigo Vallejo.

Tras la misa, en la que con anterioridad la Hermandad del Museo, depositó un ramo de flores a los pies de María Santísima de los Dolores, nos trasladamos, con un cielo amenazante toda la mañana, al cerro de San Cristóbal, donde visitamos en primer lugar el Museo del Monasterio de Santa Clara, después la bella iglesia, con una guía de excepción, su abadesa, Sor Ángela, a la cual manifestamos nuestro agradecimiento, que nos deleitó sobremanera con sus magníficas explicaciones de todo lo que se nos mostró y compendia tan rico patrimonio religioso. Pasando después a la de Santa María de la Asunción y la de Nuestra Señora de Gracia de los PP franciscanos, asumiendo la responsabilidad de guía nuestro Diputado de Caridad, D. Francisco Javier Jordán Fernández, el cual también confeccionó unos detallados programas que les fueron entregados a nuestros visitantes.

La visita tenía que continuar hacia la de San Sebastián, pero la copiosa lluvia hizo posponer esta parte del recorrido para dirigirnos a nuestra casa de hermandad y disfrutar de un ágape de fraternidad.

Los hermanos del Museo y San Pedro pasamos unas horas de convivencia excepcionales, quedado los cofrades sevillanos sorprendidos por la categoría de nuestro patrimonio una vez más y del buen ambiente que reinó en todo momento.

D. Juan María Toro Guillén, hijo de D. Manuel Toro Martínez y hermano mayor en la actualidad de la hermandad del Museo, expresó en todo momento su agradecimiento, a la vez que plasmó dedicatoria y firma en nuestro libro de visitas.

Cabe matizar que entre los asistentes se encontraban seis cofrades sevillanos que han ocupado el cargo de hermano mayor de la hermandad del lunes santo de Sevilla, D. Eduardo Martínez Angelina, D. Fernando Azancot Fuentes, D. Miguel Ángel Pérez de los Santos, que también lo ostenta de presidente de la Asociación “Amigos de Peregil”, la cual nos visitó hace dos año; D. Manuel Nieto Pérez, también antiguo vicepresidente y secretario del Consejo General de Hermandades y Cofradías hispalense; D. José Luis Palma Fernández; y D. Juan María Toro Guillén.

Como broche final, todos pasamos a nuestra iglesia para despedirnos ante nuestros benditos Titulares y la Santísima Virgen de la Asunción, Patrona de Estepa, haciendo uso de la palabra nuestro hermano mayor, D. Francisco Javier Marín Fernández, matizando que programaremos una visita a la hermandad del Museo en próximas fechas, así como D. Juan María Toro Guillén, para mostrar de nuevo su agradecimiento.

Son ya casi tres décadas las que llevamos relacionándonos con ellos, incluso en mil novecientos noventa y uno, la bendita imagen de San Pedro Apóstol, estuvo a los pies de la Sagrada Expiración de Nuestro Señor Jesucristo y María Santísima de las Aguas con motivo de su restauración; hay hermanos que pertenecen a las dos corporaciones e incluso han efectuado estación de penitencia en las dos cofradías; hay mucho cariño y sentimientos cruzados entre ambas, esperemos y rogamos a Dios que siga siempre así.

Todos los martes santo de éstos últimos años, a nuestra Dolorosa, al final de su recorrido, de nuevo en calle Castillejos, la Banda “Amigos de la Musica”, le interpreta la marcha “Virgen de las Aguas”, compuesta en mil novecientos cincuenta y tres por Santiago Ramos Castro, en ese momento, muchos tenemos en nuestro corazón a la Reina del Museo… por algo será.